• Joaquín Páramo

10 cosas para hacer posible el progreso de sus hijos y la armonía familiar.

1. Esté atento siempre a reconocer los aciertos antes que a los problemas o las cosas malas para sancionarlas.

2. Conozca lo que le gusta a su hijo y agrupe tal información por actividades, objetos y comida, dentro de alguna escala que le indique el valor o importancia de cada cosa. Esto la facilitará administrar eventualmente las consecuencias que su hijo ha obtenido por su buen comportamiento.

3. El mejor reconocimiento, por encima del punto anterior, siempre será el halago, el comentario aprobatorio, una sutil caricia, un guiño, el pulgar en alto, un “me siento orgulloso de ti”, una sonrisa, un choque de palmas, etc.


4. Muestre un interés genuino por lo que hace su hijo en el colegio (Con un tono amable y casual: hijo: ¿qué aprendiste hoy que no sabías ayer?) o si lee, o practica un deporte. Pídale su opinión sobre asuntos familiares, sobre lo que comparten de la vida, sobre una película, etc.


5. Cuando salgan de casa, trate de que su hijo sea el protagonista de algo: pidiendo la carta y la cuenta en un restaurante; comprando las boletas de un espectáculo, etc.


6. Comente con su hijo, y en función de sus valores familiares, las películas o programas

de televisión y los comerciales que pasa. Por ejemplo, los que anuncias tabaco o licores.


7. Establecer las reglas en casa es un trabajo concertado, participativo. Las reglas que establezcan en casa deben ser en lo posible consensuadas, y descritas con precisión describiendo, principalmente, la conveniencia de su seguimiento.


8. Para enseñar algunas cosas, no siempre basta con la enunciarlas. En muchas ocasiones se hace importante que usted le modele (mira cómo se hace) lo que se espera de su hijo. En otras, hará falta un juego de roles o representando una situación en particular.


9. Nunca use el castigo físico. Si se hace necesaria una sanción, recurra a una breve admonición o regaño, a quitar un privilegio, o a una sobrecorrección (repetir con mayor esmero lo que su hijo no ha hecho bien del todo, como arreglar su habitación), un tiempo de aislamiento no mayor a 10 minutos (para menores de 9 años).


10.Instaure hábitos de estudio a partir del establecimiento de rutinas en casa dejando siempre para el final las actividades lúdicas como videojuegos, televisión, etc.

1 vista

A veces creemos que nos las sabemos todas...

 

Seamos francos. En algunos frentes de nuestra vida nos desempeñamos relativamente bien gracias a que nos hemos preparado para ello. Pero en otros, el único recurso con el cual contamos es el sentido común o la intuición y a veces eso no basta. ¿O sí?

 Revise por unos segundos cómo anda su vida de pareja, su nivel de satisfacción laboral y profesional; la relación con sus hijos y su desempeño escolar; también mírese a sí mismo y si ve que algo no anda bien del todo o no ha conseguido aquello que tantas veces se ha propuesto, tómese unos minutos y averigüe qué podemos hacer por usted.

" El fracaso no es siempre debido a un error, puede ser simplemente lo mejor que se pudo hacer bajo las circunstancias. El verdadero error es dejar de tratar. " BFS

© 2023 by HARMONY. Proudly created with Wix.com